Castillo de Mula

  • Fecha de publicación: 16/07/2012
    • Mula, Murcia, España

El castillo de Mula se alza sobre una colina al norte de la localidad del mismo nombre, provincia de Murcia.
Historia
El castillo de Mula fue construido en tiempos de Carlos V por el Marqués Pedro Fajardo sobre las ruinas de otra fortaleza de época romana, y su construcción estuvo marcada por las disputas mantenidas a lo largo de toda la Edad Moderna por una parte de la oligarquía muleña con el linaje de los Fajardo, aunque su momento álgido fueron los últimos años del siglo XV y el primer cuarto del siglo siguiente, a causa de la negativa de los oligarcas de reconocer al primer Marqués de los Vélez, don Pedro Fajardo, como señor efectivo de la villa, cuando sus antepasados se habían conformado con serlo nominalmente. Esto dio lugar a un levantamiento de los adversarios de la casa marquesal en el verano de 1520 y la posterior respuesta de don Pedro, que tras sofocarla pacíficamente, construyó la fortaleza.
Descripción
El castillo de Mula consta de tres partes principales: la torre del homenaje, el torreón del aljibe y la gran sala conocida como Plaza Baja.

Por un lienzo de muralla musulmán consolidado a comienzos del siglo XVI se accede a la puerta del castillo, protegida por un matacán.

En el interior, lo primero que puede verse es el pequeño patio que constituía el corazón del baluarte, y en el que todo el agua que caía era recogida y conducida al interior del aljibe a través de un canalillo que nace en una muesca rectangular en el paramento de levante del patio.

La gran nave que se abre enfrente era el lugar donde, junto a la chimenea que hay en ella, comía y descansaba la guarnición.

Desde este punto se llega a una reja que conduce a las mazmorras que se encuentran en el subsuelo. En dirección a la terraza hay una escalera que comunica con el adarve, en cuyo extremo se abre un empinado matacán sobre la puerta principal.

A través de un puente de madera, que pudo ser levadizo en su origen, se llega a la torre del homenaje.

En el dintel de la puerta hay una lápida donde se lee que la fortaleza fue erigida en tiempos de Carlos V por el Marqués Pedro Fajardo sobre las ruinas de otra levantada en época romana.

La Torre del homenaje, cuya misión era servir de dormitorio a la guarnición, consta de tres plantas y una terraza que estuvo totalmente almenada. En cada uno de los pisos se puede ver una chimenea, y en la parte inferior hay un agujero en forma de media luna donde embonaba la canal que recogía el agua que llegaba del patio a través de los muros, canal que vertía en una atarjea que conducía el agua al aljibe.

Es interesante la torre de levante, situada en el rincón más defensivo del castillo, con sus doce metros de profundidad, de los que siete están excavados en la roca de la montaña. Sobre esta torre hay dos pisos con pequeñas troneras.
Protección
Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.


Voto
Resultado 1 votos

Video de Youtube

QR CODE

Lo más reciente