Gazpacho jumillano

  • Fecha de publicación: 05/12/2013
  • Fecha de modificación: 03/01/2018
    • Región de Murcia, Murcia, España

  El municipio murciano de Jumilla cuenta con un plato de enorme tradición y muy personalizado: el gazpacho jumillano.


    Ello es así porque de entre todo el amplio panorama de ingredientes que admite este plato, el gazpacho jumillano se compone de carne de caza (conejo, liebre o perdiz) y caracoles serranos, a los que se añade el tomillo y el romero como aromatizantes.


    Por otro lado, su base es la "torta de gazpacho", una torta hecha con harina de trigo y agua sin levadura de sabor neutro, que encaja perfectamente con la carne y los caracoles, resultando un plato equilibrado, fuerte y delicioso.


Ingredientes para 4 comensales


Tortas de harina de trigo desmenuzadas
2 kg. de Carne de caza
1 cebolla
2 docenas de caracoles serranos
2 tomates naturales
1 pimiento
Aceite
Agua y sal


Modo de Elaboración


Paso 1: Lavar los caracoles


- El proceso de preparación de este plato empieza por introducir los caracoles serranos con abundante agua y sal con el fin de lavarlos y limpiarlos para que saquen la molla(carne), al menos un par de días antes.


Paso 2: Guisar las carnes


- Una vez hecho esto, se debe sofreír la carne de caza, bien liebre, conejo o perdiz, acompañada de unas rodajas de cebolla.


- Una vez que tenemos el sofrito, el siguiente paso consiste en echar la carne a una olla con agua, junto a los caracoles, acompañado todo de unas rodajas de pimiento y tomate rallado, dejándolo hervir durante una hora.


Paso 3: Añadir la torta troceada


- Pasado ese tiempo se le añade, dentro de la olla, la torta de harina troceada en pedacitos pequeños y se deja cocer entre 15 y 20 minutos.


Paso 4: Servir sobre la torta entera


- Todo ello se sirve sobre otra torta entera de mayor tamaño a modo de plato.


Presentación en mesa y acompañamiento


    A la hora de presentar en la mesa el gazpacho jumillano, cuando se trata de comidas individuales, éste se sirve en el centro de una torta de harina, la cual se encuentra  a su vez sobre un plato.


    En el caso de comidas para varias personas, el gazpacho se sirve sobre tortas más grandes, pero sin plato, y en su borde se colocan un poco de tomillo y romero. La torta que sirve de base al gazpacho se suele comer posteriormente enrollada con miel o anchoas.


    El gazpacho jumillano debe ir acompañado de un recio vino de la tierra , D.O. Jumilla o Yecla, con olivas y guindillas.


Variantes gastronómicas


    El gazpacho jumillano con carne de caza, generalmente conejo, y caracoles serranos presenta una variedad igualmente exquisita. Se trata del gazpacho jumillano con perdiz y liebre, variante ésta en la que no se utilizan los caracoles serranos.


    Otras variantes del gazpacho manchego se localizan en todas los municipios del Altiplano y de la Vega Alta de la Región. En estas zonas se suele emplear carne de pollo y conejo en sustitución de la de caza, obteniendo un plato más económico y menos intenso, pero tan apreciado como el jumillano.


Fuente: regmurcia.com


Foto: Ángel Martínez


 


 


Voto
Resultado 1 votos
QR CODE

Lo más reciente